Publicado: 14 de Agosto de 2017

¿Sabía qué?

- Un cactus puede tener cerca del 95% de su peso en agua. Así un ejemplar alto, de 4 toneladas y 80 años de vida (porque los cactus pueden llegar a vivir 200 ) puede contener 3.900 litros de agua.

- Las espinas de los cactus en realidad son hojas. Cada espina es una hoja que se ha modificado y que les sirve p ara protegerse de los herbívoros. Cuando las tienen muy juntas les dan sombra, protegiéndoles de la intensa radiación solar de los desiertos. Cuanto más radiación solar, más densidad de hojas.

- Uno de los cactus más comunes se llama asiento de la suegra. Imagínese el por qué.

- En invierno, desde octubre hasta marzo, no necesitan riego porque se quedan en estado de reposo. Se deshidratan pero es un proceso que necesitan para luego en primavera volver a la floración. Recuerde que si lo sigue regando, lo estará forzando a no tener ese parón vegetativo que necesita para luego florecer con más intensidad.

- Los ágaves sólo florecen una vez en su vida. Cuando lo hacen, echan toda la reserva de energía de sus hojas y tallos para desarrollar un único gran vástago floral y luego mueren.

- Del ágave azul sale la cuerda de pita y el tequila.

- El peyote es un cactus norteamericano cuyo hermano, el San Pedro, crece en la cordillera andina y los chamanes lo utilizan en sus ceremonias religiosas porque tiene propiedades alucinógenas.

-Hay muchos cactus con sensibilidad a las bajas temperaturas. Con lo qual hay que protegerlos en invierno.